En Ecuador se crea sistema que alerta las heladas en los cultivos

Los cultivos ecuatorianos serán protegidos con Anti–Helada, un sistema de alerta ante las fuertes temperaturas. Imagen Pixabay.

Con el propósito de conservar la calidad de los productos agrícolas y multiplicar la producción eficientemente, un grupo de emprendedores ecuatorianos llevaron a cabo un sistema tecnológico que evita los prejuicios causados por las heladas en los cultivos.

Se trata de Anti–Helada, un proyecto bandera que llevó a Carlos Araujo, Marcos Araujo y Manuel Moreta a emprender a Gecko Automatización, una empresa especializada en tecnología para el cuidado agropecuario.

Según Araujo, quien ha sido uno de los responsables en el manejo de este software, Anti–Helada funciona con un sistema de alarma que se activa cuando la temperatura disminuye en los campos de cultivos. “Quisimos crear esta solución porque existen muchas necesidades y pocas soluciones para los agricultores, quienes en muchas ocasiones no cuentan con un seguro que proteja sus siembras, generando pérdidas y despilfarro en los alimentos” expresó.

Este sistema cuenta con dos componentes: el primero un transmisor, que se coloca en medio de los cultivos para adquirir las variables climáticas como la temperatura, humedad o el punto de rocío, y el segundo es un módulo que recibe la información del estado del cultivo y que deberá permanecer en la vivienda del agricultor. Una vez se recibe esta información, el responsable podrá tomar decisiones y actuar de manera inmediata para salvar la siembra.

Actualmente, Anti–Helada está respaldada por un prototipo final que en el momento ya ha sido probado por algunas comunidades indígenas de Chimborazo y Tungurahua, quienes sus agricultores se han visto muy beneficiados.

Este grupo de emprendedores concursaron en el programa Banco de las Ideas, una plataforma virtual de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación de Ecuador, donde los tres mostraron su proyecto y fueron los ganadores. Esta participación les permitió contar con apoyo para perfeccionar esta idea de negocio.

“Para mi emprender es vivir. Ser un emprendedor y desarrollar este tipo de proyectos nos enseña que las cosas no son simples y que debemos superar las adversidades. Vivir cosas y emociones nuevas es lo más bonito del emprendimiento” comentó Araujo.

El grupo ecuatoriano tiene planificado comercializar a Anti–Helada a finales de este 2016. Asimismo, están buscando desarrollar a largo plazo un software que sirva como herramienta de ayuda en la producción de quinua, maíz, café, cacao, banano, entre otros productos de gran importancia a nivel nacional e internacional.