En México, gestionan la posibilidad de crear un nuevo Centro de investigación para la ciencia y la tecnología

Varios académicos de la Universidad Tecnológica de Morelia (UTM) presentaron ante el Congreso del Estado de Michoacán-México, una propuesta para crear un centro para la generación, transmisión, conversión, almacenamiento, utilización e impacto de las fuentes renovables de energía.

Ante esta necesidad, el diputado Roberto Maldonado Hinojosa se mostró abierto para emprender esta iniciativa. Afirmó que para cambiar el entorno y la vida social, se debe enfatizar en ideas que promuevan la ciencia, la tecnología y la innovación.

Según José Hernández Arreola, rector de esta Casa de Estudios, este proyecto será denominado Centro de Investigación, Innovación y Desarrollo en Energías Renovables del Estado de Michoacán, con abreviaturas; CIIDERM. “Esta propuesta se ha venido trabajando desde hace cuatro meses con las Universidades Politécnicas de Uruapan y Lázaro Cárdenas, donde se han llevado a cabo investigaciones aplicadas para que este Centro tenga un buen alcance y logre cumplir la tarea de formar los mejores maestros y doctores provenientes de las diversas Instituciones del país”, agregó.

Este espacio pretenderá además ser el único en su tipo a nivel nacional. Uno de los compromisos de la UTM, es que el CIIDERM fomente una cultura emprendedora y que promueva el liderazgo en la ciencia y áreas afines.

“Dejo claro que no debe haber esfuerzos aislados entre las Instituciones del Estado, que se debe buscar acercamiento con quienes ya cuenten con algunas líneas de investigación e infraestructura adecuada; es decir, construir un marco regulatorio para estos trabajos y poder contar con la colaboración de todas las entidades del Gobierno”, así se refirió el director de Energías Renovables de la UTM.

Esta propuesta a largo plazo ayudará a fomentar una cultura energético-ambiental para todos los niveles de la sociedad. La idea es permitir el ahorro y uso eficiente de los recursos energéticos disponibles en el estado de Michoacán a través de propuestas de desarrollo interinstitucional.

Ahora bien, para materializar y poner en funcionamiento este proceso, todos los investigadores, catedráticos y académicos que están a cargo, seguirán otras fuentes de financiamiento para que este proyecto se haga una realidad, ello para impulsar nuevas ideas que generen la sostenibilidad ambiental del estado y el país.