Justina, el robot mexicano que ganó premio en RoboCup

El robot Justina, elaborado por el equipo Pumas de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), participó en RoboCup, el campeonato internacional de inteligencia artificial, en Japón. En la categoría Major - At Home, el prototipo mexicano obtuvo el premio al Mejor Sistema de Reconocimiento de Voz y Comprensión del Lenguaje Natural.

Justina, logró superar a algunos prototipos japoneses y chinos, situándose en el puesto número cuatro. “Competimos con estudiantes de licenciatura, maestría y doctorado, y estuvimos muy cerca de obtener un mejor lugar, pero nos falló una prueba de la segunda etapa”, explicó Jesús Savage, coordinador del proyecto.

Para obtener el premio, el equipo multidisciplinario participó en el “Robot de Servicio de Propósito General” en el que el prototipo fue enviado a una habitación y los jurados interactuaron y probaron algunas de sus funciones.

A Japón acudieron 14 integrantes del equipo Pumas y compitieron con universidades de China, Japón, Alemania, Países Bajos, Canadá, Australia y Estados Unidos.

“El objetivo principal con Justina, es mejorar varias de sus capacidades, como el reconocimiento de personas y gestos desde mayor distancia. Precisamente, en la prueba en la que fallamos, ella no reconoció las señas donde movíamos la mano, algo quizás trivial”, detalló Savage y los miembros del equipo.

En lo que resta de 2017, Justina no saldrá del Edificio T de la Facultad de Ingeniería, sino hasta el verano de 2018, cuando emprenda un nuevo reto en la RoboCup a celebrarse en Montreal, Canadá.

“El solo hecho de participar nos da satisfacción. Ahora lo que sigue es estabilizar al personal que nos ayuda en la programación, pues por lo regular quienes participan son estudiantes, como parte de sus tesis”, contó el coordinador.

Ahora el reto de los estudiantes es trabajar de forma voluntaria en Justina. Los jóvenes están próximos a graduarse y el tiempo que se les dedicará al prototipo será en jornadas externas. El equipo Pumas quiere hacer de Justina un prototipo inteligente que permita ofrecer grandes oportunidades para el mercado nacional e internacional