Bexoo, una de las principales distribuidoras de insectos comestibles

Insectos comestibles. Imagen con propiedad privada de El Universal.

Bexoo, es una marca nacional que ofrece una práctica gourmet para la cocina prehispánica mexicana. Actualmente esta compañía se especializa en la venta de insectos comestibles y productos derivados de los mismos, como sal de gusano, escamol, chinicuil, gusano de maguey, chapulín y alacrán.

Según el Representante de Bexoo; Roberto Celis Montenegro también suministran el cocopache, un insecto diminuto que se da en los mezquites y los caracoles a granel. Con ellos innovan para la cocina mexicana con la producción de salsas, pastas, mermeladas y helados.

La empresa Bexoo busca recuperar y promover el consumo de insectos comestibles, puesto que contienen diversas propiedades nutricionales en comparación con la carne de vaca, cerdo y pescado. “Por ejemplo en un helado de queso con mermelada de chapulín, no se ve el insecto, es más fácil su consumo y sobretodo rico en proteínas y nutrientes”, enfatizó Celis Montenegro.

Ahora bien, la producción de insectos presenta cifras inferiores de gases de efecto invernadero comparados con los del ganado tradicional. Los cerdos por ejemplo, es uno de los animales que más puede contaminar el medio ambiente, debido a que producen entre 10  y 100 veces más gases por kilogramo de peso.

Bexoo es una de las empresas más capacitadas en la recolección de escamoles y gusanos de maguey de alta calidad, contando con la infraestructura y el personal para minimizar la pérdida durante la comercialización de los insectos.

“Mi gusto por los escamoles y la necesidad en el mercado de tener un proveedor con normas de calidad me impulsó a crear la marca Bexoo. Participé en una convocatoria de la UNAM, donde me acerqué al sistema de incubadora de empresas y poco a poco lleve a cabo el proceso para fundarla”, afirmó Roberto Celis.

Bexoo cuenta con dos años en el mercado y actualmente busca consolidarse como la principal marca distribuidora de insectos en el país. “Pensamos que si fomentamos y rescatamos el consumo de insectos comestibles que vendemos, estaremos cumpliendo con la recomendación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de consumir alimentos sanos que no contaminan y proporcionar una fuente de empleo  para campesinos” finalizó. Esta empresa incubada en la UNAM, también pretende exportar la distribución a granel y de sus productos derivados de insectos a países de Europa y Sudamérica.