Gasolina ecológica, el nuevo proyecto de Audi

Los combustibles alternativos de Audi, ahora brindan un potencial para la generación de una movilidad sostenible. Foto Pixabay.

La empresa alemana Audi, ha desarrollado una nueva iniciativa que busca crear gasolina ecológica sin petróleo, que al ser gastada o quemada emita bajos niveles de contaminación.

Según Reiner Mangold, director de Desarrollo de Productos Sostenibles de Audi AG, este resultado fue posible gracias al trabajo mancomunado realizado con la empresa Global Bioenergies S.A. en Leuna (Sajonia-Anhalt), Alemania, quienes juntos lograron  producir 60 litros de e-gasolina, la mayor partida jamás alcanzada.

“Este proyecto se llama e-gasolina, que  al igual que todos los e-combustibles de Audi, tiene muchas ventajas. No depende del petróleo, es compatible con la infraestructura existente y ofrece la perspectiva de un ciclo de carbono cerrado”, explicó el director.

E-gasolina es un iso-octano líquido y actualmente se produce a partir de biomasa en un proceso de dos pasos. En el primer paso Global Bioenergies produce isobuteno gaseoso (C4H8) en una planta de demostración y en  el segundo, el Centro Fraunhofer de Procesos Biotecnológicos Químicos (CBP) en Leuna utiliza hidrógeno adicional para transformarlo en iso-octano (C8H18) y el combustible está libre de azufre y benceno; lo que lo hace bajo en contaminantes cuando la misma se quema.

En el momento, los ingenieros de Audi exploran la combustión y el comportamiento de las emisiones del combustible renovable en un banco de motores, como combustible sintético de alta pureza con muy buenas propiedades antidetonantes.

Mangold  asegura que la e-gasolina permite aumentar la compresión del motor y así incrementar su eficiencia. Asimismo, menciona que a mediano plazo tienen como objetivo modificar el proceso de producción para que no necesite de la biomasa, sino del CO2 y del hidrógeno, lo cuales buscan ser producidos a partir de fuentes renovables.

Los combustibles alternativos de Audi ya brindan un potencial para la movilidad sostenible y ayudan a reducir las emisiones de CO2 de los motores de combustión hasta en un 80% en los modelos g-tron, en comparación con un modelo equivalente en rendimiento que funciona con un motor de gasolina.