Orientate, un nuevo sistema para impulsar el aprendizaje en niños en situación de discapacidad

Ahora los niños en situación de discapacidad, podrán disfrutar de una herramienta totalmente innovadora, práctica y dinámica.

Investigadores mexicanos de la Facultad de Estudios Superiores Aragón (FES Aragón) han realizado un tablero digital denominado Orientate. Éste es un software educativo que permite desarrollar las habilidades y mejorar el aprendizaje en los niños en situación de discapacidad.

Según Arcelia Bernal Díaz, docente de Ingeniería y miembra del equipo creador, este tablero surgió con la idea de establecer nuevos dispositivos tecnológicos que permitan orientar a los infantes en el desarrollo de habilidades visuales y destreza motriz.

Orientate cuenta con un software y un hardware y la integración de ambos componentes crea una herramienta didáctica para el aprendizaje de los niños que poseen síndrome de Down, Lennox e hiperactividad.

Esta aplicación está diseñada con un microcontrolador PIC16F887 de la empresa Microchip, el cual fue seleccionado por su facilidad de programación y su accesibilidad vía bluetooth. “El diseño de esta herramienta fue realizada en el FES Aragón y sus partes contienen lenguaje de alto nivel como Android Studio y microcontrolador” agregó Díaz.

Los usuarios que no tengan el tablero electrónico Orientate pueden comprar el software que incluye juegos dinámicos para distinguir los colores y direcciones, el cual podrá funcionar de manera aislada con un dispositivo móvil. Estos juegos hacen uso del sintetizador de voz del sistema, animaciones y controles de seguridad, que servirán para el direccionamiento del aprendizaje y la práctica.

Esta aplicación para dispositivos móviles contiene el sistema operativo Android. Actualmente esta herramienta cuenta con dos versiones: la 2.3.3 que es más limitada y la  4.0 que permite una funcionalidad más completa.

Ahora bien, Orientate posee un menú que ofrece las siguientes opciones:

  • Aprende: en esta se muestran cuatro flechas que apuntan al norte, sur, este y oeste, con diferente color cada flecha. En esta interfaz el infante puede presionar una flecha y con ayuda de un sintetizador de voz, se le nombrará la opción que acaba de seleccionar.
  • Práctica: el niño podrá escuchar una dirección o un color y deberá presionar el botón que indique lo mencionado. Si acierta, se le notificará con voz y el juego seleccionará una nueva prueba.
  • Secuencia: la aplicación mostrará una secuencia de direcciones y colores en el juego, y el usuario final deberá repetir la secuencia.

Este equipo investigador ha ensayado este producto en niños con síndrome de Down alto y bajo de una asociación civil y en un centro pedagógico, donde obtuvieron excelentes resultados. “En general se trata de avances significativos en los infantes, quienes han logrado mejorar sus conductas, han superado sus problemas de comunicación y han encontrado en esta aplicación una opción educativa” confluyó Díaz.