Perú le apuesta a la manufactura y a la construcción

En Perú el crecimiento de la actividad productiva nacional será favorecido durante este 2017 por el incremento del desempeño en los sectores no primarios, entre ellos la construcción y la manufactura.

Según el docente del Centrum Católica, Kurt Burneo, aseguró que para este 2017 se ve un incremento considerado en estas dos industrias, puesto que podrán avanzar una vez se organicen y se vayan destrabando los proyectos que se han venido realizando en diversas instituciones académicas para el fortalecimiento de las mismas.

El Ministerio de Economía y Finanzas comunicó que la cartera actualizada de proyectos en la Agencia de Promoción de la Inversión Privada del Perú (ProInversión) asciende a US$22.000 millones, de los cuales podrían adjudicarse este año para llevar a cabo iniciativas que favorezcan ambas industrias.

Ahora bien, la manufactura peruana estará favorecida con las mejores perspectivas sobre el consumo privado, y con el aumento de las inversiones públicas se dinamizará el empleo y el consumo. Uno de los principales aportes que tendrá la economía será para el rubro de comercio y servicios.

Burneo expresó que “detrás del consumo y de la inversión sobresalen las expectativas empresariales sobre lo que sucederá con la economía, algo que es vital”.

Tanto la construcción, la manufactura, el comercio y los servicios (como el turismo), estarán estrechamente vinculados con la demanda interna del Perú. Sin embargo, para identificar una mejor perspectiva, los economistas aseguraron que deberán evaluar el desempeño del consumo privado y la inversión pública y privada.

Estas expectativas optimistas de crecimiento estarán sujetas a las acciones realizadas por el Gobierno peruano y la reacción del propio sector privado frente a las medidas que adopta el poder ejecutivo. “Estamos hablando de decretos legislativos que tienen que ver con la reactivación económica, seguridad ciudadana, formalización, lucha contra la corrupción y las reformas para acercar el Estado al ciudadano, entre otros”, destacó el economista.

Estas normas buscan fomentar la confianza del ciudadano en una serie de temas cercanos a su vida cotidiana, así como la seguridad, el acceso a los servicios de agua y saneamiento, entre otros.

De esta forma, el Banco Mundial proyectó que el Producto Bruto Interno (PBI) peruano crecerá 4,2% el presente año, con lo cual será el país con la mayor expansión en América del Sur, en un contexto de recuperación económica mundial y de la región latinoamericana.

Este organismo sostuvo la cifra de crecimiento y desarrollo para Perú en un 4,2% en este 2017, a diferencia del último balance realizado el año pasado, el cual su proyección final fue de 3,7% a 4%.